El magnesio  es un mineral imprescindible para el cuerpo humano porque interviene en numerosas funciones biológicas y desempeña muchas funciones cruciales en el cuerpo, como apoyo de la función muscular y nerviosa y la producción de energía.

Muchas personas no obtienen suficiente magnesio en sus dietas, Los frutos secos, las semillas, los cereales integrales, los frijoles, los vegetales de hoja, la leche, el yogur y los alimentos fortificados son fuentes ricas. Solo 1 onza (28 g) de almendras o anacardos (castañas de cajú) contiene el 20 % del magnesio que un adulto necesita diariamente. 

 

hermosa-mujer-cabello-largo-rubio-expresion-facial-emocionada-feliz_176420-14958

Estudios demuestran que la ingesta de este mineral desarrolla un papel importante en La prevención de la depresión, este estudio fue publicado en la Revista de trastornos afectivos. El estudio incluyó a 17,730 participantes en el 2007-2014 National Examen de salud y nutrición Encuesta (NHANES).

Los investigadores encontraron un riesgo menor de la depresión entre las mujeres que tenía una mayor ingesta de magnesio. Individuos que estaban entre los 25% superior de los consumidores de magnesio tenía un riesgo ajustado de depresión eso fue 53% menos que aquellos que estaban entre el 25% más bajo.

La ingesta diaria recomendada (RDA, por sus siglas en inglés) para el Mg varia con la edad y el sexo, pero podemos concluir que después de los 18 años, lo recomendable es consumir al menos  320 mg de este mineral al día, en mujeres. El departamento de Agricultura de USA reporta datos de un consumo de apenas 323 y 228 mg/d y que como aspecto relevante, solo dietas con aportes mayores a 3000 kcal contenían 300 mg del mineral en cuestión.